Formación o Información

Desde los inicios de los tiempos, la educación siempre fue un acto generoso de transmisión de experiencia a niños y jóvenes con la intención de otorgar conocimientos de supervivencia, adaptación a reglas culturales o simplemente oficios y trabajos diarios. En estos tiempos, el acto de formar una persona era la de transmitir información a la cual no se tenía un público acceso.

Con el correr de los años y la incorporación de medios masivos de comunicación o la burbuja de las “.com”, la información pura fue perdiendo más protagonismo y convirtiéndose en un commodity al cual cualquier persona con una computadora personal o simplemente un teléfono podía acceder.

Comenzando el desgaste de la industria de las editoriales y haciendo que cualquier persona pudiera ser un educador, un influenciador o incluso una palabra con tanto peso como el de un especialista doctorado, es que la información se hace imposible de controlar y por consiguiente, la dominación de información falsa, no fundamentada, errónea de interpretación o mal-intencionada en los medios masivos de comunicación se convierte en moneda corriente.

En paralelo a esto y a mediados de los ´90, la educación comienza a percibir una disrupción que modificaría al aprendizaje, incorporándose la llamada «educación continua» como un elemento clave en el desarrollo profesional y da pie a lo que llamaríamos desde entonces, “la educación virtual”.

En consecuencia al crecimiento y la evolución de la educación hacia la «educación virtual» la consultora «InReach e Investigación Edge» realiza un estudio en 2013 que demuestra a un 66% de la población de América pensando que la educación virtual funciona de mejor manera que la presencial e incluso evalúa como «de vital importancia» la calidad de la experiencia del alumno con el contenido y el docente. Esto convierte a la experiencia, como una variante determinante y por encima de la misma información o documentos que el docente provee.

Este mismo estudio, llega de manera concluyente a objetivar que el 42 % de los alumnos de América prefieren aprender por clases de audio y video que ir a una clase presencial, ya que no perciben distancias en la manera de adquirir el conocimiento.

Gracias a esta visión y adelantandonos a lo que viene, Online Education Center se encuentra en crecimiento constante, centrando su trabajo en la experiencia del alumno, la innovación y la capacitación por encima de un mero repositorio de información, acercando posibilidades de interacción y conectividad entre docente-alumno y poniendo a disposición las mejores herramientas para desarrollar las mejores capacitaciones.

«La educación no cambia el mundo, cambia las personas que van a cambiar el mundo»
Paulo Freire.